Portal de derecho puertorriqueño

¿Puede tener un ex-cónyuge derecho a que el otro le pase pensión?


Si, una pensión de ex cónyuge es una que, al decretarse un divorcio, se ordena a uno de los ex cónyuges a alimentar al otro si el primero cuenta con los medios suficientes para alimentar y si el último no cuenta con suficientes medios para vivir.[1].

El derecho a recibir alimentos bajo este artículo es imprescriptible y vitalicio[2], siempre que la condición de necesidad del ex cónyuge esté relacionada de alguna manera a las consecuencias del divorcio[3].

La pensión podrá ser modificada “ por alteraciones sustanciales en la situación, los ingresos y la fortuna de uno u otro ex cónyuge”, y podrá ser revocada por resolución judicial “si llegase a hacerse innecesaria, o por contraer el cónyuge divorciado acreedor a la pensión nuevo matrimonio o viviese en público concubinato”[4].

El peso de la prueba recae en el alimentista, quién tendrá que probar su necesidad económica y la solvencia del otro ex cónyuge para asumir la pensión[5].


[1] El art. 109 del Código Civil, 31 L.P.R.A. § 385: “Si decretado el divorcio por cualesquiera de las causales que establece la sec. 321 de este título, cualesquiera de los ex cónyuges no cuenta con suficientes medios para vivir, el Tribunal de Primera Instancia podrá asignarle alimentos discrecionales de los ingresos, rentas, sueldos o bienes que sean de la propiedad del otro cónyuge”

[2]Suria v. Fernández Negrón, 101 D.P.R. 316 (1981): “El Art. 109 en su institución de una acción civil en favor de la mujer inocente en el divorcio no señaló término para su ejercicio. […] Estos valores de nobleza y de amor cristiano no pueden, ni deben, aplastarse con una regla de prescripción que en vez de aliviar la desesperación extinguiría la esperanza”.

[3] Morales v. Jaime, 166 D.P.R. 282 (2005): Sobre este particular el Tribunal Supremo señala “las enmiendas de 1995 también parecen vincular la obligación alimenticia del ex cónyuge más directamente con el divorcio. […]. De esa manera, se contempla que la necesidad económica alegada sea consecuencia de y guarde relación con el divorcio. (énfasis suplido). Morales v. Jaime, supra.

[4] El art. 109 del Código Civil, 31 L.P.R.A. § 385

[5] Toppel v. Toppel, 114 D.P.R. 16 (1983).

Lcdo. Eugenio Martínez Rodríguez (72 Posts)

Editor de PopJuris. Creó este portal cuando era estudiante de derecho como un intento de estimular la discusión sobre el derecho más allá de entre abogad@s y estudiantes de derecho. Obtuvo su Juris Doctor en la Universidad de Puerto Rico y fue admitido al ejercicio de la abogacía por el Tribunal Supremo de Puerto Rico. Actualmente trabaja en la firma Borrás & Martínez.También coadministra el portal DerechoPR.org, una red social profesional para abogados y estudiantes de derecho en Puerto Rico.


Leave a Reply

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.