Definición de separación de poderes

  1. Doctrina que establece que las diferentes ramas de un gobierno republicano (ejecutiva, legislativa y judicial) no deben funcionar en el ámbito constitucional concedido a las otras ramas.

En la jurisprudencia puertorriqueña

  1. Pueblo v. Santiago Feliciano, 139 D.P.R. 361 (1995):

En virtud del principio constitucional de la separación de poderes NOTA23 las facultades delegadas por el pueblo al Gobierno se distribuyen entre las tres (3) ramas: la Judicial, la Ejecutiva y la Legislativa. Con este principio se persigue evitar la concentración de poderes en una sola *420 rama de gobierno, o el abuso de poder por parte de una de ellas; establecer un sistema de pesos y contrapesos que mantenga el equilibrio en el manejo del poder, y asegurar una eficiente interacción entre las tres ramas gubernamentales. Noriega v. Hernández Colón, 135 D.P.R. 406 (1994); P.I.P. v. C.E.E., 120 D.P.R. 580, 611 (1988); Silva v. Hernández Agosto, 118 D.P.R. 45, 47 (1986). El principio aludido no implica que las diferentes ramas del Gobierno deban mantenerse absolutamente separadas en todo momento ni que funcionen “en el vacío, independientemente de las otras”. Noriega v. Hernández Colón, supra; P.I.P. v. C.E.E., supra. Puede existir un grado de interrelación entre ellas, siempre y cuando se mantenga íntegra la autoridad de cada una de ellas. Por ello, para decidir si alguna disposición viola el principio de la separación de poderes, debe determinarse si la concesión de facultades que dicha disposición efectúa concentra indebidamente el poder gubernamental en una de las ramas o si disminuye la independencia de alguna de ellas en el fiel desempeño de sus funciones.