Definición de enriquecimiento injusto o sin causa

  1. Enriquecimiento sin causa legal que lo justifique producto de un empobrecimiento relativo de otra persona que no es la que se enriquece.
  • En latín: Actio de in rem verso.
  • En ingles: Enrichment without cause.

En la jurisprudencia puertorriqueña

  • Hatton et al. v. Municipio de Ponce, 134 D.P.R. 59 (1994).

“Para aplicar la doctrina de enriquecimiento injusto deben estar presentes los siguientes requisitos: (1) existencia de un enriquecimiento; (2) un correlativo empobrecimiento; (3) la conexión entre empobrecimiento y enriquecimiento; (4) falta de causa que justifique el enriquecimiento, y (5) inexistencia de un precepto legal que excluya la aplicación del enriquecimiento sin causa.” Hatton et al. v. Municipio de Ponce, 134 D.P.R. 59 (1994).

La doctrina de enriquecimiento injusto es casi tan antigua como el derecho mismo. Es un corolario del concepto de equidad, lo cual equivale a decir que es un corolario del concepto de la justicia mismo.

En la doctrina puertorriqueña

  • Velázquez

‘Uno de los principios fundamentales que informan el Código Civil es, en efecto, que nadie debe enriquecerse injustamente en perjuicio de otro.

‘Tal principio no se halla consagrado expresamente en el Código Civil. Pero hace numerosas aplicaciones del mismo. Véanse, en efecto, los artículos 296, 297, 300, 301 (31 LPRA secs. 1163, 1164, 1167, 1168), relativos a la accesión; 381, 382, 383 y 384 (31 LPRA secs. 1467 a 1470), relativos a la posesión; 1117 (31 LPRA sec. 3167), relativo al pago; 1304 (31 LPRA sec. 3644), relativo a los bienes gananciales; 1407 (31 L.P.R.A. sec. 3912), relativo al retracto; 1679 (31 LPRA sec. 4681), relativo al depósito; 1766 (31 LPRA sec. 5025), relativo a la prenda; etc. Y, sobre todo, véanse los artículos 1795 a 1801 (31 LPRA secs. 5221 a 5127) relativos al cobro de lo indebido. Ante la multiplicidad de estos textos especiales es forzoso admitir que el Código Civil encierra un conjunto de disposiciones que demuestran que el legislador ha reconocido de un modo general la existencia del principio referido. Además, conforme dice Planiol, dicho principio se impone como una regla necesaria de equidad, siendo ?una de esas raras reglas de derecho natural que dominan todas las leyes, aun cuando el legislador no se haya tomado especialmente el cuidado de formularlas’.‘ –Las Obligaciones Según el Derecho Puertorriqueño (1964) pág. 133.

En la doctrina romana

  • Pomponio Algerio

‘[E]s equitativo naturalmente, que nadie se haga más rico con perjuicio de otro.‘ Digesto 12.6.14.

‘Es justo por derecho natural, que nadie se haga más rico con detrimento e injuria de otro. ‘ Digesto 50.17.206.