Resumen:Zambrana v. La Capital, 109 DPR 517 (1980): brief

image_pdfimage_print

Ver texto completo
de este caso

Hechos

  • Bebé muere en Hospital Santo Asilo de Damas de Ponce alegadamente por causa de la infección producto de un suero contaminado que le administró una enfermera sin autorización médica. Padres demandan a Hospital, pero Tribunal de Primera Instancia niega que la prueba presentada estableciera la existencia de la contraminación, y su relación causal con la muerte.
  • Se apela.

Controversia

  1. Tribunal establece que para encontrar responsabilidad era necesario probar tres cosas
    1. “Qué el suero estaba contaminado”
    2. “Que el suero contaminado le causó sepsis al bebé”
    3. “Que la sepsis le causó la muerte”

Decisión

  1. El suero estaba contaminado,
  2. causó la sepsis al bebé,
  3. y la sepsis causó la muerte.

Fundamentos

  • En cuando a contaminación del suero
    • El Dr. Miguel López Rodríguez dijo que que no era una buena práctica administrar un suero previamente expuesto, y sin orden médica, por lo que el suero podía haberse contaminado.
    • El Dr. Jaime Rivera Dueño, perito de parte demandada, dijo que por la falta de examen a la botella o al suero no se puede establecer tal contaminación, y que por la forma en que se hacen los sueros no se pueden contaminar amenos que se les inyecte algo.
    • Tribunal cita estudios recientes que refutan lo expresado por Rivera Dueño, dice que éste no refutó lo dicho por López Rodríguez, más concluye que su opinión de que no se puede probar tal contaminación sin un examen al suero o a la botella indica que solo se pueden probar las cosas mediante prueba directa, y no mediante prueba circunstancial, lo que es falso.
      • ¿Médico estaba haciendo conclusiones de derecho probatorio?
    • Tribunal infiere contaminación.
  • En cuanto a la contaminación del suero como causa de sepsis al bebe
    • Demandantes traen testimonios de cuatro médicos que atendieron al bebé, y demandada trajo testimonio del Dr. Rivera Dueño.
    • Tribunal le da peso al hecho de que los médicos de demandantes examinaron al niño directamente, mientras que Rivera Dueño nunca lo hizo vivo o muerto.
    • Rivera Dueño, para refutar teoría de uno de los doctores de demandantes, el Dr. Rodríguez, de que hubo sepsis, trajo la posibilidad de que se tratara de un desbalance electrolítico causado por la deshidratación que produjo la diarrea. Tribunal dice que este testimonio no pasó de establecer una mera posibilidad, sin refutar la literatura médica que sostenía la posición contrario de demandantes.
      • Otro error de derecho probatorio: pensar que se requiere certeza, y no preponderancia de la prueba, para probar un punto en un caso civil.
    • En cuanto a la sepsis como causa de la muerte
      • El Dr. José M. Vallejo, patólogo forense, quien le realizó la autopsia al bebé, dijo que éste murió de una gastroenteritis aguda y severa y deshidratación severa. No establece que hubo sepsis, pero tribunal dice que sus hallazgos no son incompatibles con este diagnóstico, más comenta que éstos no son material irrefutables e incuestionables.
        • “La autopsia no es más que un diagnóstico final basado en los cambios patológicos observados durante aquella y los resultados de los estudios subsiguientes de laboratorio. La determinación de la causa de la muerte es subetiva, y no es un juicio absoluto e inatacable.

Enlaces relacionados:

  1. Resumenes de Jurisprudencia de daños y perjuicios
  2. Daños y perjuicios en Puerto Rico (información general)
  3. Comentarios sobre el tema de daños y perjuicios.
  4. Artículos del Código Civil sobre daños y perjuicios
  5. Resumenes de Jurisprudencia de otros temas

Leave a Reply

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.