Ley Núm. 28 del 20 de julio de 1989

image_pdfimage_print

P. del S. 550

P. de la C. 685

Ley Número: 28

Aprobada 20 de julio de 1989

LEY

Para enmendar el Inciso (b) de la Sección 207 y la Sección 225 de la Ley Núm. 62 de 23 de junio de 1969, según enmendada, conocida como Código Militar de Puerto Rico, a los fines de aclarar las facultades del Gobernador sobre la Guardia Nacional.

EXPOSICION DE MOTIVOS

En años recientes la legislación y reglamentación federal ha permitido un uso más amplio de los efectivos de la Guardia Nacional. El más importante cambio es la autorización del Congreso de los Estados Unidos de América a que los Estados utilicen efectivos de la Guardia Nacional en la lucha contra el narcotráfico. Es necesario, pues, disponer en forma explícita esta facultad de Gobernador, como Comandante en jefe de la Guardia Nacional en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y conformar nuestro Código Militar a la legislación de otros Estados que permiten el uso de efectivos de la Guardia Nacional para otras funciones. Esta ley está sostenida por un interés público claro como lo es velar y proteger la seguridad pública de los puertorriqueños.

Esta medida consta de tres propósitos esenciales: autorizar al Gobernador de Puerto Rico a utilizar efectivos de la Guardia Nacional en apoyo a los oficiales del orden público para combatir el narcotráfico, permitirle utilizar dicho cuerpo militar en funciones protocolarias y civiles y en la prestación de servicios especializados en salud, equipo técnico de ingeniería o educación cuando los mismos no están disponibles de fuentes civiles, públicas o comerciales.

En consonancia con lo anterior, se enmienda la Sección 225 de la Ley Núm. 62 para disponer el procedimiento mediante el cual el Gobernador de Puerto Rico ordenará la utilización de equipo, activos y personal de la Guardia Nacional de Puerto Rico en las circunstancias que se propone adicionar el inciso (b) de la Sección 207, sujeto a la reglamentación aplicable que prohíbe, entre otras cosas, su uso para fines políticos y la competencia con la empresa privada.

Decrétase por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico:

Artículo 1.-Se enmienda el inciso (b) de la Sección 207 de la Ley Núm. 62 de 23 de junio de 1969, según enmendada, para que se lea como sigue:

Sección 207.-Autoridad y Deberes del Comandante en Jefe

El Gobernador de Puerto Rico en su carácter de Comandante en Jefe de la Guardia Nacional estará facultado para:(a)…

(b) Ordenar a Servicio Militar Activo Estatal a la Guardia Nacional de Puerto Rico a cualquier parte de ella, cuando la seguridad pública lo requiera en tales casos como guerra, invasión, insurrección, rebelión, motín, desórdenes públicos o inminente peligro de los mismos, o en casos de desastres naturales, tales como huracán, tormenta, inundación, terremoto, incendio y otras causas de fuerza mayor.

Podrá, además, ordenar la utilización de equipo, activos y personal de la Guardia Nacional de Puerto Rico en las siguientes situaciones:

(1) En apoyo a oficiales del orden público en funciones dirigidas al control del tráfico de narcóticos.

(2) Para recibir, despedir y proveer servicios de transportación y escoltas a dignatarios y para participar en paradas, marchas, revistas militares y ceremonias análogas.

(3) Cuando ésta constituya una alternativa viable para prestar servicios especializados en salud, equipo técnico de ingeniería o educación y por no estar los mismos razonablemente disponibles de fuentes civiles, públicas o comerciales; disponiéndose que la agencia que solicite tales servicios pagará, de los fondos que tenga disponible, los costos en que incurra al Guardia Nacional en la prestación del servicio.

(c)…

Artículo 2.-Se enmienda la Sección 225 de la Ley Núm. 62 de 23 de junio de 1969, según enmendada, para que se lea como sigue:

“Sección 225.-Llamadas de las Fuerzas Militares de Puerto Rico al Servicio Militar Activo Estatal.

En cumplimiento de lo dispuesto en la Constitución y las Leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, cuando la seguridad pública lo requiera en casos tales como guerra, invasión, insurrección, rebelión, motín, desórdenes públicos o peligro inminente de los mismos o de cualquier otra grave perturbación del orden o seguridad pública y en caso de que las autoridades civiles no pudieran afrontar las mismas, el Comandante en Jefe podrá dictar una orden por escrito al Ayudante General para que movilice aquellas unidades de las Fuerzas Militares de Puerto Rico que sean necesarias para mantener o restablecer el orden público y garantizar la seguridad de vidas y propiedades. La susodicha orden definirá con toda particularidad la misión a realizarse.

Podrá en igual manera el Comandante en Jefe, en casos de desastres causados por la naturaleza, tales como huracán, tormenta, inudación, terremoto, incendio y otras causas de fuerza mayor y en caso que las autoridades civiles no pudieran afrontar la misma, dictar una orden por escrito al Ayudante General para que movilice aquellas Fuerzas Militares de Puerto Rico que sean necesarias para atender la situación creada por el desastre ocurrido.En las situaciones que se consignan en el segundo párrafo del inciso (b) de la Sección 207, el Comandante en Jefe podrá dictar una orden por escrito al Ayudante General, autorizando y disponiendo la utilización de equipos, activos y personal de la Guardia Nacional que sea necesario para atender la situación de que se trate.”

Artículo 3.-Esta ley entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación.

Leave a Reply

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.