leyes y jurisprudencia de Puerto Rico

De Los Efectos de La Posesión (Código Civil de Puerto Rico)

image_pdfimage_print
CAPITULO III.
DE LOS EFECTOS DE LA POSESION
Artículo 375.
Derechos del poseedor.
(31 L.P.R.A. § 1461)
Todo poseedor tiene derecho a ser
respetado en su posesión; si fuere inquietado en ella, deberá
ser amparado o restituido en dicha posesión por los medios que las leyes de procedimientos
establecen.
Artículo 376.
Posesión necesaria para adquirir el dominio.
(31 L.P.R.A. § 1462)
Sólo
la posesión que se adquiere y se disfruta en concepto de dueño puede servir de título para
adquirir el dominio.
Artículo 377.
Presunción de justo título.
(31 L.P.R.A. § 1463)
El poseedor en concepto de dueño tiene a su favor la presunción legal de
que posee con justo
título, y no se le puede obligar a exhibirlo.
Artículo 378.
Muebles y objetos.
(31 L.P.R.A. § 1464)
La posesión de una cosa raíz supone la de los muebles y objetos que se hallen dentro de ella,
mientras no conste o se acredite que
deben ser excluidos.
Artículo 379.
Posesión en común.
(31 L.P.R.A. § 1465)
Cada uno de los partícipes de una cosa que se posee en común, se entenderá que ha poseído la
parte que al dividirse le cupiere durante todo el tiempo que duró la indivisión.
La interrupción del
todo o parte de una cosa poseída en común, perjudicará por igual a todos.
Artículo 380.
Propiedad de los frutos percibidos.
(31 L.P.R.A. § 1466)
El poseedor de buena fe hace suyos los frutos percibidos mientras no sea interrumpida
la
posesión.
Se entienden percibidos los frutos naturales o industriales desde que se alzan o separan.
Los frutos civiles se consideran producidos por días, y pertenecen al poseedor de buena fe en
esa proporción.
Artículo 381.
Frutos pendientes cu
ando cesa la buena fe.
(31 L.P.R.A. § 1467)
Si al tiempo en que cesare la buena fe se hallaren pendientes algunos frutos naturales o
industriales, tendrá el poseedor derecho a los gastos que hubiese hecho para su producción, y
además a la parte del produ
cto líquido de la cosecha proporcional al tiempo de su posesión.
Las cargas se prorratearán del mismo modo entre los dos poseedores.
El propietario de la cosa puede, si quiere, conceder al poseedor de buena fe la facultad de
concluir el cultivo y la re
colección de los frutos pendientes como indemnización de la parte de
gastos de cultivo y del producto líquido que le pertenece; el poseedor de buena fe que por cualquier
motivo no quisiere aceptar esta concesión, perderá el derecho de ser indemnizado de ot
ro modo.
Artículo 382.
Abono de gastos necesarios y útiles.
(31 L.P.R.A. § 1468)
Los gastos necesarios se abonan a todo poseedor; pero sólo el de buena fe podrá retener la cosa
hasta que se los satisfagan.
Los gastos útiles se abonan al poseedor de
buena fe con el mismo derecho de retención,
pudiendo optar el que le hubiese vencido en su posesión, por satisfacer el importe de los gastos o
por abonar el aumento de valor que por ellos haya adquirido la cosa.
Artículo 383.
Gastos de lujo o recreo.
(31 L.P.R.A. § 1469)
Los gastos de puro lujo o mero recreo no son abonables al poseedor de buena fe; pero podrá
llevarse los adornos con que hubiese embellecido la cosa principal si no sufriere deterioro, y si el
sucesor en la posesión no prefiriese abo
nar el importe de lo gastado.
Artículo 384.
Frutos y gastos en caso de poseedor de mala fe.
(31 L.P.R.A. § 1470)
El poseedor de mala fe abonará los frutos percibidos y los que el poseedor legítimo hubiere
podido percibir, y sólo tendrá derecho a ser
reintegrado de los gastos necesarios hechos para la
conservación de la cosa. Los gastos hechos en mejoras de lujo y recreo no se abonarán al poseedor
de mala fe; pero podrá éste llevarse los objetos en que esos gastos se hayan invertido, siempre que
la cos
a no sufra deterioro, y el poseedor legítimo no prefiera quedarse con ellos, abonando el valor
que tengan en el momento de entrar en la posesión.
Artículo 385.
Mejoras hechas por la naturaleza o el tiempo.
(31 L.P.R.A. § 1471)
Las mejoras proveniente
s de la naturaleza o del tiempo ceden siempre en beneficio del que
haya vencido en la posesión.
Artículo 386.
Deterioro o pérdida.
(31 L.P.R.A. § 1472)
El poseedor de buena fe no responde del deterioro o pérdida de la cosa poseída, fuera de los
casos
en que se justifique haber procedido con dolo. El poseedor de mala fe responde del deterioro
o pérdida en todo caso, y aún de los ocasionados por fuerza mayor cuando maliciosamente haya
retrasado la entrega de la cosa a su poseedor legítimo.
Artículo 38
7.
Mejoras que han dejado de existir.
(31 L.P.R.A. § 1473)
El que obtenga la posesión no está obligado a abonar mejoras que hayan dejado de existir al
adquirir la cosa.
Artículo 388.
Presunción de que la posesión ha continuado.
(31 L.P.R.A. § 1474)
El poseedor actual que demuestre su posesión en época anterior, se presume que ha poseído
también durante el intermedio, mientras no se pruebe lo contrario.
Artículo 389.
Pérdida de la posesión.
(31 L.P.R.A. § 1475)
El poseedor puede perder su pos
esión:
(1)
Por abandono de la cosa.
(2)
Por cesión hecha a otro por título oneroso o gratuito.
(3)
Por destrucción o pérdida total de la cosa, o por quedar ésta fuera del comercio.
(4)
Por la posesión de otro, aun contra la voluntad del antiguo poseedo
r, si la nueva posesión
hubiese durado más de un año.
Artículo 390.
Pérdida de la posesión de cosa mueble.
(31 L.P.R.A. § 1476)
La posesión de la cosa mueble no se entiende perdida mientras se halle bajo el poder del
poseedor, aunque éste ignore acci
dentalmente su paradero.
Artículo 391.
Pérdida de la posesión de cosas inmuebles.
(31 L.P.R.A. § 1477)
La posesión de las cosas inmuebles y de los derechos reales no se entiende perdida, ni
trasmitida, para los efectos de la prescripción, en perjuici
o de tercero, sino con sujeción a lo
dispuesto en la
Ley Hipotecaria
.
Artículo 392.
Efecto de actos relativos a la posesión.
(31 L.P.R.A. § 1478)
Los a
ctos relativos a la posesión, ejecutados o consentidos por el que posee una cosa ajena
como mero tenedor para disfrutarla o retenerla en cualquier concepto, no obligan ni perjudican al
dueño, a no ser que éste hubiese otorgado a aquél facultades expresas p
ara ejecutarlos o los
ratificare con posterioridad.
Artículo 393.
Cuándo la posesión de bienes muebles es equivalente al título.
(31 L.P.R.A.
§ 1479)
La posesión de los bienes muebles adquiridos de buena fe equivale al título. Sin embargo, el
que hub
iese perdido una cosa mueble o hubiese sido privado de ella ilegalmente, podrá
reivindicarla de quien la posea.
Si el poseedor de la cosa mueble perdida o sustraída la hubiese adquirido de buena fe en venta
pública, no podrá el propietario obtener la res
titución sin reembolsar el precio dado por ella.
En cuanto a las cosas adquiridas en la bolsa, feria o mercado, o de un comerciante legalmente
establecido y dedicado habitualmente al tráfico de objetos análogos, se estará a lo que
dispone el
Código de Co
mercio (10 L.P.R.A. §§ 1001 et seq.).
Artículo 394.
Animales.
(31 L.P.R.A. § 1480)
Los animales fieros sólo se poseen mientras se hallen en nuestro poder; los domesticados o
amansados se asimilan a los mansos o domésticos, si conservan la costumbre de
volver a la casa
del poseedor.
Artículo 395.
Recuperación de posesión indebidamente perdida.
(31 L.P.R.A. § 1481)
El que recupera conforme a derecho, la posesión indebidamente perdida, se entiende para todos
los efectos que puedan redundar en su ben
eficio que la ha disfrutado sin interrupción.

Related Posts

Ley Núm. 21 de 2017

PopJuris

April 18, 2017

Uncategorized

Tweet(P. del S. 300)  LEY Para derogar el Artículo 2.001, sustituyéndolo por un nuevo Artículo 2.001; enmendar el Artículo 11.009 de la Ley 78-2011, según enmendada, conocida como “Ley Electoral del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, a los fines de atemperar dicha Ley al estado de derecho vigente, aclarar la intención legislativa y salvaguardar […]

Read More

Del Uso y de la Habitación (Código Civil de Puerto Rico)

TweetCAPITULO II. — DEL USO Y DE LA HABITACION Artículo 451. — Uso, definición de. (31 L.P.R.A. § 1591) U so es el derecho concedido a una persona para disfrutar graciosamente de una cosa perteneciente a otra, o para percibir una porción de los frutos que ella produzca, en cuanto fuere bastante para las necesidades […]

Read More
186 Subscríptores vía email

Suscríbete a PopJuris vía email

Publicaciones recientes

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.