El cotejo del recibo de compra en las tiendas por departamentos | PopJuris

El cotejo del recibo de compra en las tiendas por departamentos

walmart

No sé a ustedes, pero a mi me desagrada cada vez que voy a una tienda por departamento y me detiene un empleado en la puerta para cotejar mi recibo. Entiendo perfectamente las razones para esta suspicacia de parte de la empresa, y quizás hasta yo también lo haría si estuviera en su posición y ello evita el hurto. Pero aún con esas consideraciones, el solo hecho de que una institución te considere un potencial ladrón y abierta y directamente te lo de a entender ya es de esperarse que resulte ofensivo para muchas personas.

¿Estamos obligados como clientes a entregar el recibo de compra en la salida de una tienda para que lo cotejen? ¿No viola algunos de nuestros derechos este tipo de método de seguridad? No he encontrado un caso del Tribunal Supremo de Puerto Rico que conteste estas preguntas de forma concluyente, pero si hay alguna jurisprudencia que podría ayudar a darnos una idea.

El cotejo de recibo y la restricción ilegal de la libertad

Un caso relativamente reciente, Castro Cotto v. Tiendas Pitusa 2003 J.T.S. 101, resuelve la controversia de si constituye una restricción ilegal de la libertad el pedirle cotejar un recibo de compra a un cliente (en la Biblioteca de PopJuris está el resumen del caso, y el texto completo). La respuesta fue que no es una restricción ilegal de la libertad, pero hay que notar que una de las razones por la que el tribunal falló de esa manera fue por que, a su juicio, “en ningún momento se le prohibió al demandante abandonar el local, ni se le restringió su libertad de movimiento”. ¿Significa ésto que el cliente podía marcharse del lugar sin entregar el recibo, y que si lo detenían sí hubiera sido una detención ilegal?

El cotejo de recibo y el derecho a la intimidad

El mismo caso también atiende el planteamiento de que tal práctica atenta contra el derecho constitucional a la intimidad, que según ha expresado el tribunal, “impone a toda persona el deber de no inmiscuirse en la vida privada o familiar de los demás seres humanos”. Sobre esto el tribunal afirmó que:

El mandato constitucional de que se proteja a las personas contra ataques abusivos a su intimidad tiene necesariamente que examinarse teniendo presente consideraciones de tiempo y lugar.  Pueblo v. Falú Martínez, 116 D.P.R. 828, 838 (1986).  Por lo tanto, ante un reclamo de violación a este derecho constitucional “la cuestión central es si la persona tiene derecho a abrigar, donde sea, dentro de las circunstancias del caso específico, la expectativa de que su intimidad se respete”.  E.L.A. v. P.R. Tel. Co., supra, Pág. 402, 114 D.P.R. 398, 401 (1983). Es decir, el criterio rector para determinar si existe o no la referida protección, es si quien la reclama tiene una expectativa legítima a la intimidad bajo las circunstancias particulares del caso.

El razonamiento dio paso a que se descartara el argumento. Sobre la posible violación de la dignidad del ser humano no hubo discusión (da la impresión de que, según el tribunal, sin intromisión a la intimidad, no hay planteamiento sobre la violación a la dignidad que se sostenga).

En fin, parecería ser que el Tribunal Supremo, al menos con su anterior composición, inclina la balanza hacia el derecho de propiedad de las tiendas ante planteamientos de violación de intimidad y de la dignidad (ver también Sociedad de Gananciales v. González Padin), pero va en dirección contraria, o sea a favor del cliente, ante la pregunta de si está o no obligado éste a entregar el recibo.

* La imagen fue tomada del usuario galaygobi de Flickr.com.
La misma fue publicada bajo la licencia
Attribution 2.0 Generic“,
de Creative Commons.

Lcdo. Eugenio Martínez Rodríguez (70 Posts)

Editor de PopJuris. Creó este portal cuando era estudiante de derecho como un intento de estimular la discusión sobre el derecho más allá de entre abogad@s y estudiantes de derecho. Obtuvo su Juris Doctor en la Universidad de Puerto Rico y fue admitido al ejercicio de la abogacía por el Tribunal Supremo de Puerto Rico. Actualmente trabaja en la firma Borrás & Martínez.También coadministra el portal DerechoPR.org, una red social profesional para abogados y estudiantes de derecho en Puerto Rico.



14 Comments

Prometeo on July 16, 2009 at 6:51 pm.

Bueno. Personalmente hasta el día de hoy no he visto nada malo con eso excepto el tiempo que pierdo. Pero como yo voy sin prisa pues no me molesta. Ahora, ¿si se diera el caso que una persona va a comprar algo a una farmacia dentro de uno de esas tiendas y no quiere que se vea el medicamento que compró? Violación a Ley HIPAA y otras cosas em vienen a la mente.

Adelante y éxito.

Reply

Eugenio on July 16, 2009 at 8:07 pm.

Buen punto con respecto a los medicamentos, Prometeo. Las mismas objeciones se podrían traer con respecto a otro sin número de artículos como vibradores, materiales eróticos, anti-conceptivos, libros de autoayuda, etc. Para una persona tímida o de caracter débil, esta práctica puede servir como disuasivo a la hora de comprar lo que realmente desea. Claro está, en la práctica, sabemos que en la mayoría de los casos los empleados apenas miran el recibo de marcan. Pero aún así la potencial intromisión está ahí, más las molestias que a algunas personas le causa.

Gracias por comentar.

Reply

Sabrosito on July 20, 2009 at 8:22 pm.

Me parece que hay que tomar en cuenta el Derecho a la propiedad y nadie lo ha mencionado. Las leyes establecen que un comerciante y un cliente establecen un contrato al momento de una compra. Yo pago una suma de dinero y tú me das un artículo. Eso es comercio. Pero en el momento en que yo pago en la caja, dicho artículo pasa a ser MI PROPIEDAD. Por lo tanto lo que hago con ella (siempre y cuando no viole la ley) no es de incumbencia de nadie. Eso incluye al recibo de compra que también pasa a ser de MI PROPIEDAD al momento de la compra. Si tanto el artículo que compré y ya pagué, como su recibo son de mi propiedad, no tengo porqué mostrárselo a nadie. (A menos que medie una orden judicial, y este no es el caso) Claro que el establecimiento tiene derecho por ley de velar por que no le roben. Pero existen infinidad de sistemas para hacerlo sin violar mi derecho a la PROPIEDAD. ¿O acaso yo le pido cuentas al comercio sobre el dinero que acabo de pagar y que ahora está en su caja? Yo creo que si alguien en el futuro invocara dicho derecho tendría mejor suerte.

Reply

Sabrosito on July 20, 2009 at 8:31 pm.

Ahh y olvidé hablar de Sección 10. de nuestra constitución. Creo que aplica en estos casos. La palabra papeles es clave.

Registros e incautaciones; intercepción de comunicaciones telefónicas; mandamientos.

No se violará el derecho del pueblo a la protección de sus personas, casas, papeles y efectos contra registros, incautaciones y allanamientos irrazonables.

Reply

José on July 21, 2009 at 7:34 pm.

La cláusula de allanamientos irrazonables, así como la mayoría de la constitución, es un derecho que tiene la persona frente al Estado, no frente a empresas privadas como trata este tema. Solamente en muy raras ocasiones, como en el caso de la intimidad y la dignidad, la constitución opera ex propio vigore contra individuos privados.

Reply

Sabrosito on July 21, 2009 at 8:44 pm.

José te doy esa. Pero qué dices del argumento de propiedad privada, en cuanto al recibo y artículos se refiere.

Reply

José on July 22, 2009 at 1:02 am.

Yo pensaría exactamente igual a usted con respecto al argumento del derecho a la propiedad. No obstante, tampoco es algo tan claro.

Hay quien podría argumentar de que si la tienda tiene esa política corporativa y esta es reconocida por los clientes que van a ésta a comprar, existe una especie de contraro implícito en el cual el cliente voluntariamente acepta las condiciones en que se venden los productos en la tienda, y tal acuerdo informal podría obligar al cliente a cumplir con su parte entregando el recibo, aún ya este sea de su propiedad (como el que arrienda una casa que aunque no deja de ser dueño absoluto de ella, si media un contrato el inquilino tiene derecho a usar la propiedad ajena arrendada, aunque esta no sea suya).

Así que, yo creo que se puede argumentar para ambos lados. Pero definitivamente, a mi me parece más simpático y justo su razonamiento.

Reply

Sabrosito on July 23, 2009 at 12:19 am.

José, gracias por el comentario. Por lo menos de dos, una.

Reply

Ecolon on October 16, 2009 at 12:50 pm.

Saludos a todos

Comparto la opinio de Sabrosito
Mi politica personal es la de no entregar nada. Primero, y en mi opinion, al haber un intercambio de dinero el pruducto, en efecto, pasa de un dueño a otro. Al entregar el dinero en la cajera el pruducto pasa a ser mio. Si en la puerta quieren que yo les enseñe un recibo me rehuso. ¿Porque? Por que la tienda entonces esta poniendo en tela de juicio mi integridad. Si el evento escala porque no deseo demostrar mi recibo pues que asi sea. 100% de las veces ellos seden.

Difiero de Jose. La politica interna de una compañia rige a sus empleados no a sus clientes.

Reply

Eugenio Martínez Rodríguez on October 16, 2009 at 6:38 pm.

Hola

Aunque entiendo el planteamiento de José sobre la posible relación contractual entre la tienda y sus clientes que podría obligar a éstos últimos a cumplir con los términos de dicho pacto (ya sea implícito o explícito), también entiendo que, de haber dicha relación contractual, si la tienda quiere exigir su cumplimiento debe ir, como cualquier ciudadano, a los foros judiciales o administrativos correspondientes para hacer valer su contrato. Por más razón o derecho que se tengan, nadie tiene derecho a tomar la justicia en sus manos, y menos por medio de la fuerza o restricción de la libertad (salvo algunas excepciones como los arrestos civiles, pero ésto no aplica a este tipo de situaciones).

En resumen, si la tienda quiere hacer valer un supuesto contrato, que vaya al tribunal a pedir cumplimiento específico como cualquier persona, y si quiere restringirle la libertad a algún cliente, más vale que sea razonable y fundamentada su sospecha de que se ha cometido o está por cometerse un delito…cosa que no satisface una simple negación a entrega el recibo.

Reply

Yasunori on January 23, 2010 at 4:33 am.

por lo que quedo entendido cuando estas en una tienda el producto es de la tienda hasta que lo pagues, realmente es opcional si quieres hacerlo, pero no tienes la obligacion de hacerlo. La compania puede pedir permiso y si le das la autorizacion ensenarlo , mayormente enseno el recibo de lejos y etc, ellos tienen que estar pendiente a los hurtos y la seguridad .

Reply

Luis on August 6, 2010 at 4:07 pm.

Una situación es que medie un contrato, como lo es el caso de las tiendas tipo club, pero otra cosa son las demás

Reply

tito on July 29, 2011 at 1:19 pm.

hola

Reply

alba figueroa on October 1, 2011 at 8:05 am.

Derecho de propiedad vs. derecho a la intimidad? entiendo que el derecho a la intimidad pesa mas. Claro hay que ver en que circunstancias se da el pedir el recibo. Si te detienen hasta que lo ensenes.. hay detencion ilegal? Me da la impresion de que existe ya un derecho de propiedad una vez se ha dado el pago del articulo.. entonces… quien tiene el derecho de invocar el derecho de propiedad si cuando he pagado en la caja ya esa propiedad es mia?

Reply

Leave Your Comment

Your email will not be published or shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Social Widgets powered by AB-WebLog.com.