Prescripción en la responsabilidad extracontractual y la contractual

Ya publicamos, en la Biblioteca de PopJuris, seis resumenes de los casos, de la jurisprudencia puertorriqueña, más relevantes con respecto a la diferenciación entre una acción civil extracontractual (mejor conocida como la acción “de daños y perjuicios”)  y una acción civil contractual:

  1. Díaz v. The San Juan Light & Transit Co.17 DPR 69 (1911)
  2. Arroyo v. Caldas 68 DPR 689 (1948)
  3. Camacho v. Iglesia Católica 72 DPR 353 (1951)
  4. De Jesús v Ponce Housing Corp. 104 DPR 885 (1976)
  5. Santiago Nieves v. A.C.C.A. 119 DPR (1987)
  6. Ocasio Juarbe v. Eastern Air Lines, Inc 125 DPR 410 (1990)

(Algunos casos no abordan directamente el tema,
pero sirvan para ilustrar sobre el mismo)

Como pueden leer en los resumenes, ambas acciones pueden tener un propósito idéntico: la indemnización de un daño. Entonces, ¿cuál es la importancia de su distinción, cuando el único objetivo de la acción es la indemnización?  Pues ya por el título quizás sabían por dónde venía la cosa: la prescripción, o sea, el tiempo que se tiene disponible para hacer el reclamo (que con su fin, termina también, de manera irreversible, el derecho a reclamar).

Las acciones extracontractuales prescriben al año de sufrir y conocer el daño, según el artículo 1868 del Código Civil (31 LPRA sec. 5298). Las contractuales, por su parte, prescriben a los 15 años, según el artículo 1864 del mismo código (31 LPRA sec. 5294 ). En algunas situaciones, los daños pueden ser vistos tanto como producto de una causa extracontractual, como productos de un incumplimiento de un contrato. En tales situaciones de concurrencia de causas, cuando aún no haya vencido ninguno de los plazos, solo se tendrá derecho a una indemnización.

Cuando ya haya pasado el término de prescripción de un año de lo extracontractual, la parte demandante intentará probar que los daños también surgieron como parte de un incumplimiento de contrato (pues de lo contrario la acción ya estaría prescrita) , mientras que la parte demandada intentará probar que no hubo tal incumplimiento, o incluso tal contrato. El debate no será otra cosa que una lucha por 14 años del plazo de prescripción. Tal controversia técnica puede ser decisiva.

Nota: Algunos jueces utilizan términos en latín para referirse a ambas fuentes de responsabilidad. La extracontractual, en ese idioma, es una acción ex delicto, mientras que la contractual ex contractus. Por razones históricos, a la extracontractual también se le llama “culpa aquiliana” y cuasidelito.

Lcdo. Eugenio Martínez Rodríguez (73 Posts)

Editor de PopJuris. Creó este portal cuando era estudiante de derecho como un intento de estimular la discusión sobre el derecho más allá de entre abogad@s y estudiantes de derecho. Obtuvo su Juris Doctor en la Universidad de Puerto Rico y fue admitido al ejercicio de la abogacía por el Tribunal Supremo de Puerto Rico. Actualmente trabaja en la firma Borrás & Martínez.También coadministra el portal DerechoPR.org, una red social profesional para abogados y estudiantes de derecho en Puerto Rico.


Social Widgets powered by AB-WebLog.com.