¿Sabes la diferencia entre el divorcio por Consentimiento Mutuo y por Ruptura Irreparable?

A pesar de que en la actualidad existen doce causales o razones legales por las cuales una persona puede solicitar el divorcio, sin lugar a dudas la más conocida es el divorcio por consentimiento mutuo. Sea por la rapidez de su ejecución, por la apariencia de concordancia entre la pareja, o simplemente el hecho de que es la opción más económica, cada día más personas escogen esta causal para divorciarse.

Quizás, has escuchado sobre una “nueva” manera o causal de divorcio llamada Ruptura Irreparable. Ahora bien, ¿sabes cuál es la diferencia entre ambas causales? Primero, empecemos por sus semejanzas. Tanto en divorcios por consentimiento mutuo como por ruptura irreparable las parejas no tienen que expresar las razones específicas que las llevaron a tomar la decisión de romper con sus nupcias. Esto definitivamente es una ventaja para muchas parejas que valoran su privacidad e intimidad sobre cualquier otra cosa. Ambas, causales fueron establecidas más de tres décadas atrás mediante una opinión del Tribunal Supremo, Figueroa Ferrer v. E.L.A., 107 D.P.R. 250 (1978), precisamente para proteger el derecho a la intimidad garantizado por nuestra Constitución. Por muchos años, existió un debate jurídico sobre si efectivamente la ruptura irreparable existía como causal de divorcio. Dicho debate fue resuelto por el Tribunal Supremo en Salvá Santiago v. Torres Padró, 171 D.P.R. 332 (2007), donde dicho Foro reconoció que la Ruptura Irreparable era una mera modalidad del Consentimiento Mutuo y no una causal independiente.

Varios años más tarde y como consecuencia de su revocación, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley Núm. 192 del 18 de agosto de 2011, en la cual enmendaron los Artículos 96 y 97 del Código Civil de Puerto Rico para expresamente reconocer tanto el Consentimiento Mutuo como la Ruptura Irreparable como causales de divorcio. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre estas dos causales?

En el Divorcio por Consentimiento Mutuo, ambos cónyuges tienen que presentar una Petición Conjunta de Divorcio, que contenga todos los acuerdos relacionados con la División de los Bienes y las Deudas, la Pensión Alimentaria, la Custodia y Patria Potestad, y las Relaciones Filiales, de los hijos menores de edad. Es decir, ambos tienen que tener el interés de divorciarse y estar de acuerdo sobre los mencionados asuntos.

Por otro lado, en el Divorcio por Ruptura Irreparable solamente uno de los cónyuges tiene que presentar la Demanda de Divorcio. El otro cónyuge no tiene que estar de acuerdo con el divorcio. Esencialmente, no hay acuerdos en cuanto a las estipulaciones requeridas, y se puede presentar una demanda de divorcio por esta causal sin tener que alegar específicamente, ni probar, cualquiera de las otras causales reconocidas como por ejemplo trato cruel o se vea forzada a esperar un año para presentar su divorcio por abandono o hasta dos si lo decide hacer por separación.

Ambas causales no culposas, es decir el Consentimiento Mutuo y la Ruptura Irreparable, tienen sus ventajas y es preciso señalar la importancia de entender sus diferencias y semejanzas a la hora de escoger.


¿Te gustaría tener cámaras de seguridad en tu casa o negocio pero piensas que son costosas, feas, difíciles de instalar y dificiles de usar? Pues esto te va a interesar. Presione aquí para más información.  

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.