Proyecto para eliminar colegiación compulsoria de abogados en Puerto Rico

Actualización (14 de octubre de 2009): Finalmente el el P. de la C. 152 fue aprobado y convertido en la Ley Núm. 121 de 13 de octubre de 2009. Puede ver el texto de esta ley presionando aquí.

_______________________________________________________

La exposición de motivos del Proyecto de la Cámara 152 ( P. de la C. 152), radicado por la representante Liza Fernández para eliminar la colegiación compulsoria de los abogados en Puerto Rico, nos dice lo siguiente con un extraño y atropellado uso del lenguaje:

Examinado el desarrollo histórico de la profesión legal y siendo esta una sin la cual la propia democracia no pudiese existir o sin la cual ésta se veria confinada a un estado agonizante; y consciente esta Legislatura de que ningún abogado y el propio Colegio de Abogados debe tener mayor libertad de acción y desarrollo profesional asi como que sólo debe sujetarse al Abogado a requisitos que se relacionen a su comportamiento ético y su capacidad profesional no se justifica la afiliación compulsorio para que estos sigan siendo lo que son: Hacedores y servidores fieles a una justicia inteligente y democrática.

En la parte de los decrétos, tal idea se propone como mandato mediante una enmienda al artículo 3 de la Ley Núm. 43 del 14 de mayo de 1932 que lee como sigue:

Artículo 3.- Afiliación obligatorio para ejercer la profesión.

No será necesario para ejercer la profesión de abogado estar afiliado al Colegio de Abogados de Puerto Rico. En este caso el Tribunal Supremo de Puerto Rico queda autorizado a cobrar una cuota anual que será destinada para sufragar los gastos de la Sociedad para Asistencia Legal de Puerto Rico. Esta cuota será de una cantidad igual a la establecida por el Colegio de Abogados para todos sus miembros. En ningún caso esta cuota a favor de la Sociedad para Asistencia Legal de Puerto Rico podrá exceder la cuota anual establecida por el Colegio de Abogados para sus miembros.

Además del asunto de la colegiación compulsoria, llama la atención que el proyecto pretende autorizar, prohibir y regular la forma en que el Tribunal Supremo de Puerto Rico administra la profesión legal en Puerto Rico (al “autorizar” a ese tribunal a cobrar una cuota a los abogados no colegiados y prohibirle que ésta que sea mayor de cierta cantidad) . En el pasado, Supremo al igual que otros en Estados Unidos, ha sostenido que la rama judicial tiene un “poder inherente para dictar otras reglas y condiciones de admision para el ejercicio de la abogacia” que no puede ser usurpado por las otras ramas. Boneta Ex Parte, 39 D.P.R. 154. No obstante, la composición del Tribunal Supremo de Puerto Rico cambiará dramáticamente con los nuevos nombramientos próximos a anunciarse, por lo que aún resta ver cuál será la posición del nuevo Supremo con respecto a quién le corresponde regular la profesión legal en Puerto Rico.

Puede leer el proyecto de ley completo presionando sobre éste enlace (PDF) .

Lcdo. Eugenio Martínez Rodríguez (73 Posts)

Editor de PopJuris. Creó este portal cuando era estudiante de derecho como un intento de estimular la discusión sobre el derecho más allá de entre abogad@s y estudiantes de derecho. Obtuvo su Juris Doctor en la Universidad de Puerto Rico y fue admitido al ejercicio de la abogacía por el Tribunal Supremo de Puerto Rico. Actualmente trabaja en la firma Borrás & Martínez.También coadministra el portal DerechoPR.org, una red social profesional para abogados y estudiantes de derecho en Puerto Rico.


Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.