Sociedades y Compañias de Reponsabilidad Limitadas bajo nuevo Código de Rentas Internas

En enero de 2011, Puerto Rico estrenó un nuevo código de rentas internas que introduce cambios radicales en varios aspectos contributivos, en particular en la forma en que tributan ciertas estructuras de negocios. Entre las novedades más notables se encuentran los cambios en la reglamentación contributiva de las sociedades, que posiblemente sean la forma más común hacer negocios cuando hay más de una persona detrás del mismo, y la forma en que tributan las Compañías de Responsabilidad Limitadas (C.R.L.) .

Sociedades

En cuanto a las sociedades, una de las características que por lo general se identificaba como desventajas de la misma era su carácter de ente contributivo, lo que hacía que los socios tuvieran que tributar tanto a nivel  individual, como a nombre de la sociedad. Esta característica hacía incluso que personas descartaran de plano las sociedades a la hora de planificar su negocio. Pero, aún así, si los socios no establecen otra cosa y toman acciones afirmativas para escoger otra estructura, ante la ley, están operando como sociedad, y como tal, bajo el antiguo Código, debían tributar a nombre de la misma.

Pues el llamado “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”, sobre este particular, establece que “solo los socios tributarán en sus planillas su participación distribuible en los ingresos y gastos de la sociedad”. En palabras sencillas, se elimina la doble tributación en las sociedades.

Compañías de Responsabilidad Limitada

Las Compañías de Responsabilidad Limitada, por su parte, es una estructura de negocios relativamente nueva si la comparamos con la corporación o la sociedad. Sus grandes ventajas siempre ha sido al combinación de las virtudes de las sociedades y las corporaciones, sin las desventajas tradicionales de esas mismas estructuras. Es decir, estas compañías, como las sociedades, le otorgan a sus “miembros” amplia libertad para decidir la forma en que operará su empresa (su documento constitutivo, en este sentido, es muy similar a un contrato) , y a la vez, como las corporaciones, le ofrecen a sus miembros una responsabilidad limitada con respecto a las deudas y obligaciones en que incurra el negocio, pero sin incurrir en la doble tributación propia de las corporaciones.

Pero al introducirse el concepto de Compañía de Responsabilidad Limitada en Puerto Rico, por alguna razón, se decidió eliminar la ventaja contributiva y se estableció que las compañías tributarían de forma independiente, como las corporaciones, eliminando una de las grandes ventajas de la estructura.

El Código de Rentas Internas de 2011 corrige esta anomalía y establece que estas compañías tributarán “de la misma forma y manera que las corporaciones” pero también “podrán elegir ser tratadas para propósitos contributivos como sociedades”. Es decir, no solo provee para que se elimine la doble tributación, si no que le ofrece a los miembros la libertad de escoger si en efecto quieren tributar como tributan las corporaciones (separada de sus socios) o como tributan bajo este código las sociedades (que solo los socios tributan).

 

Lcdo. Eugenio Martínez Rodríguez (12 Posts)


Comments are closed.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.